24 de octubre de 2017

Ubuntu de 64 bits en Onda Xiaoma 41

Recientemente adquirí un equipo realmente muy interesante, se trata de un Onda Xiaoma 41. Las características que iba buscando en esta ocasión eran tener un peso ligero (1,35kg), una pantalla decente (14,1" 1920x1080) y un precio reducido ($239,99). Y por si fuera poco, cuenta además con un procesador resultón (Celeron N3450) y SSD (64GB).

Onda Xiaoma 41 con Ubuntu 17.10

En su contra podemos decir bastantes cosas, porque en definitiva se ha recortado en él todo lo que se puede recortar y viene justito con lo mínimo. Pero quizás lo que a algunos les puede echar atrás es que el teclado no está en español. A éstos últimos decirles que no es un gran inconveniente que no se solucione con una pegatinas.

El curioso arranque UEFI de los Atom/Apollo Lake


Otro defecto, al menos para mi, es que trae instalado un Windows 10 que es lo que nos trae a este artículo en el que explicaré la instalación de Ubuntu 17.10.

Pero antes de eso, creo que interesa decir que en una ocasión anterior ya tuve un caso parecido, en concreto con el Lenovo ideapad 100S 11IBY. Equipo con un procesador Intel Atom, y cuya dificultad respecto a instalar sistemas como el de Ubuntu rádica en un arranque UEFI de 32 bits. Y tiene que ver con el caso actual del Onda Xiaoma, porque éste último cuenta con un procesador Intel Apollo Lake, heredero de esa tecnología Atom.

Dicho eso, y tal como ocurría en el caso anterior con los Atom, el problema a salvar reside simplemente en el arranque, tanto de los USB-Live que hagamos, como en la posterior instalación de Ubuntu en el equipo.

Y exactamente como en la ocasión anterior, la mejor ayuda la he encontrado en Linuxium:

http://linuxiumcomau.blogspot.com/

Preparando un ISO a medida

Afortunadamente la situación ha mejorado bastante, hasta el punto que para generar un archivo .iso preparado para arrancar y hacer arrancable nuestra distro favorita, tenemos un script que lo hace perfectamente bien. Se llama isorespin.sh y se puede encontrar en su web:

Customizing Ubuntu ISOs: Documentation and examples of how to use 'isorespin.sh'


Además del archivo script en el enlace viene muchísima y detallada información sobre su uso, pero por simplificar un poco las cosas, indicaré en pocos pasos su uso.

Lo primero es instalar algunos programas necesarios para poder usarlo sin problema, sin más, el comando para instalarlos todos es el siguiente:

sudo apt install -y squashfs-tools xorriso curl zenity

Lo siguiente es descargar el archivo script isorespin.sh, que recomiendo ubicar en alguna carpeta donde vayamos a realizar los cambios sobre el archivo ISO oficial que también tenemos que descargar. Una vez hecho, debemos darle permisos para poder ejecutarlo.

sudo chmod 755 isorespin.sh

Una vez tenemos todo preparado debemos tener claro el tipo de modificación que necesitamos realizar sobre el archivo ISO original. En el caso concreto del Xiaoma, se trata de un Apollo Lake, con lo que los cambios a realizar son los de adaptación a Apollo, que se añaden al script con la opción --apollo. El comando entonces sería algo así:

./isorespin.sh -i archivo_de_la_distro_oficial.iso --apollo

Lo dejamos trabajar, y al acabar nos habrá generado un nuevo archivo ISO basado en el que le hayamos pasado preparado para quemarlo en un USB.

Concretamente yo utilicé la versión final de Ubuntu 17.10 de 64 bits y como resultado obtuve el siguiente iso modificado:

linuxium-apollo-ubuntu-17.10-desktop-amd64.iso

Ahora tan sólo queda pasarlo a un pen drive para arrancar con él. Los pasos serán conocidos por muchos pero los pondré a continuación.

lsblk  // para obtener la ruta a nuestro USB, por ejemplo /dev/sdc1
sudo umount /dev/sdc1
sudo dd bs=4M status=progress if=linuxium-apollo-ubuntu-17.10-desktop-amd.iso of=/dev/sdc1


En este ejemplo he puesto como ruta /dev/sdc1 pero en cada caso particular habrá que poner el correcto correspondiente. ¡Mucho cuidado con no equivocarse!

7 de septiembre de 2017

Uso de FET para generar horarios para el colegio.

El uso básico del programa FET para elaborar horarios escolares, se puede encontrar en bastantes vídeos y manuales.

Esquemáticamente, para empezar hay que introducir los siguientes datos básicos:
  • Nombre del Centro.
  • Días por semana (5 - lunes, martes, miércoles, jueves y viernes).
  • Número de períodos/sesiones con las horas de inicio y fin (9:00, 9:45, ...).
  • Nombre de las materias que se imparten (Lengua, Matemáticas, Inglés, ...).
  • Tipos de materias que se imparten (Infantil y Primaria).
  • Profesores con los que cuenta el centro (Fulanita, Menganito, Sutanita, ...).
  • Grupos de alumnos que se quieren gestionar (I3A, I4B, 1ºA, 2ºB, ...).
  • Y por último y más importante las actividades.
 Las actividades hay que establecerlas especificando:
  • El profesor o profesores que entran en la sesión.
  • El tipo de actividad, si hemos distinguido entre Infantil y Primaria por ejemplo.
  • El grupo o grupos de alumnos que participan en la actividad.
  • La materia que se va a impartir en dicha sesión
  • El número de alumnos (se puede dejar en automático con -1)
  • El número de sesiones de esta actividad. ¡Pero ojo!
    • La duración se refiere a un mismo día
    • Si en la semana son 7 sesiones, dividiremos (split) en 5 días hábiles, y a dos de esas sesiones les daremos una duración de 2.
    • El Mínimo de días normalmente será 1, y el peso de esa restricción (weight) lo pondremos al 100% para que sea inflexible, o lo reduciremos en caso de que no lo sea.
Una vez introducidos los datos, ya podemos Generar el horario en la pestaña Horario. Pero normalmente tendremos que introducir antes otras restricciones, principalmente las de la pestaña Tiempo.
  • En Pausa estableceremos la hora del recreo.
  • En Profesores las horas de disponibilidad, no disponibilidad semanales.
  • En Actividades están las más útiles en mi opinión.
    • Actividades que tienen unos tiempos preferidos de tiempo
    • Mín de días entre grupos de actividades.
Una vez generado el horario nos dirá hasta qué punto se están cumpliendo las restricciones. Si nos sale cero o una cifra pequeña es que lo está resolviendo bien. Si es un horario complicado puede tardar en generarlo un minuto o dos. También nos dirá si hay alguna combinación imposible o en conflicto.

Seguidamente podemos consultar los resultados en la misma pestaña de Horario, principalmente lo podemos hacer por Profesores o por Alumnos. Dispondremos de las opciones de Tiempo y Lugar para bloquear actividades que nos interesen. Siendo un truco importante el hecho de que la última actividad que bloqueemos o desbloqueemos aparecerá al final de la lista de restricciones de Tiempo o Lugar al consultarla al completo con Todas.

Instalar el programa FET en Ubuntu

FET es un fantástico programa para poder crear horarios complejos para tu escuela o academia, se puede instalar en Ubuntu mediante dos métodos:

Forma sencilla


A través de la del Centro de Software de Ubuntu. No tiene ningún inconveniente, salvo que por lo general la versión que se instala no está totalmente actualizada.

También resulta sencillo hacerlo a través de terminal con el comando:

sudo apt-get install fet

Forma manual

Descargando su código fuente (http://lalescu.ro/liviu/fet/download.html) y compilándolo, que es principalmente de lo que va este artículo.

Lo primero que hay que saber de FET es el hecho de que está programado con el framework Qt. Por lo tanto para compilarlo, necesitaremos hacer uso del comando qmake, que normalmente no tendremos instalado y que en primer lugar deberemos de instalar del siguiente modo:

sudo apt-get install qt-sdk

Una vez disponemos del kit de desarrollo, nos vamos desde el terminal a la carpeta donde hemos descomprimido, y generamos los makefiles con el siguiente comando:

qmake fet.pro

Tardará unos diez minutos dependiendo de tu equipo, y luego terminamos de compilar poniendo tan sólo:

make

Una vez termine, ya estará listo el binario que podremos ejecutar directamente:

./fet

Y eso es todo.

7 de enero de 2017

Compartir escritorio de Ubuntu 16.04 de forma remota a través de Internet

En ocasiones, es muy útil poder acceder al escritorio de una máquina que no tenemos delante, y así resolver cualquier cuestión. Para ello existen las soluciones RDP, o Protocolo de Escritorio Remoto. En Ubuntu 16.04, vienen implementadas en la instalación básica, pero en muchos casos no conseguimos hacer que funcionen como nos gustaría. En este artículo voy a centrarme en los pequeños problemas que pueden dar y cómo se solucionan.



En primer lugar entender cómo funciona

El funcionamiento se hace a través de dos programas diferentes, el servidor y el cliente. El servidor lo haremos funcionar en la máquina que quiere compartir su escritorio, y el que viene instalado en Ubuntu se llama concretamente Compartición del escritorio. Por otra parte el cliente se ejecutará en el dispositivo desde el que queremos ver el escritorio de forma remota, y aunque hay varios el que viene por defecto actualmente se llama Cliente de escritorio remoto Remmina, o simplemente Remmina.

Otro punto importante a destacar, es que dichos programas pueden suponer un claro problema de seguridad por lo que su configuración inicial, sólo permite que funcionen dentro de la red local. Es decir, al hacer funcionar el servidor, abrirá un puerto TCP (por defecto el 5900) que sólo podrá ser visto por clientes que se encuentren dentro de la red local.

Eso no significa que no funcione igualmente bien desde equipos fuera de esa red local, desde cualquier otra conexión en Internet, y es lo que voy a explicar más adelante.

Por último aclarar que el protocolo que emplea este sistema se denomina VNC, y que existen otras aplicaciones que lo gestionan tanto para clientes como servidores. Por ejemplo para Android un cliente que está muy bien es VNC Viewer.

Configuración del servidor

Cómo he dicho antes, me limitaré a explicar los programas que actualmente trae Ubuntu, empezando por el servidor.

Poner en marcha el servidor, se hace sencillamente ejecutando el ya mencionado Compartición del escritorio, y marcando en la ventana de configuración que aparece, la opción de Permitir a otros usuarios ver mi escritorio. A partir de ahí se pone el servidor en funcionamiento y podremos acceder al mismo desde la red local.




Voy a explicar brevemente sus opciones.
  • Para permitir a otros interactuar con el escritorio, selecciona Permitir a otros usuarios controlar su escritorio. Esto permitirá a la otra persona mover su ratón, ejecutar aplicaciones y ver archivos en su equipo, dependiendo de la configuración de seguridad que esté usando.
  • Debe confirmar cada acceso a esta máquina. Si deshabilitas esta opción, no preguntará si desea permitir que alguien se conecte al equipo. Teniéndola activada es necesario estar presente para que puedan conectar.
  • Para solicitar a otras personas que usen una contraseña cuando se conecten al escritorio, selecciona Solicitar al usuario que introduzca esta contraseña. Si no se activa esta opción, cualquiera puede acceder.
  • Si el router de acceso a Internet es compatible con el protocolo UPnP y está habilitado, puede permitir que otros usuarios que no están en su red local vean su escritorio. Para ello, selecciona Configurar automáticamente el router UPnP para abrir y redirigir los puertos. Esta opción no es suficiente por si sola para compartir fuera de la red local.
  • Mostrar icono en el área de notificaciones. Para poder desconectar a alguien que está viendo el escritorio, hay que habilitar esta opción. Si seleccionas Siempre, este icono estará visible independientemente de si alguien está conectado o no.
Como he mencionando antes, la configuración es sencilla y en local funciona sin problemas una vez entendemos sus opciones. El caso más problemático será cuando lo que queremos es salir a Internet. Para eso lo mejor es dejar activada la opción UPnP, pues hoy en día casi todos los routers la soportan bien. Pero además debemos hacer algo más.


Hay un par de apartados de la configuración a los que sólo podemos acceder a través de dconf. Para cambiar la configuración de dconf, lo podemos hacer a través del terminal o de forma gráfica. Para hacerlo de forma gráfica hemos de instalar su editor:

sudo apt install dconf-editor
Luego lo llamaremos y ejecutaremos desde el dash o tablero, y nos dirigiremos al apartado org.gnome.desktop.remote-access


Dentro de dicho apartado, reconoceremos varias de las opciones que nos aparecían en la ventana de preferencias, y algunas más que son clave para lo que buscamos. Concretamente debemos modificar las opciones require-encryption y network-interface.

La opción require-encryption la deberemos desactivar en la mayoría de los casos, pues el tipo de cifrado puede que no sea el mismo para el dispositivo del servidor y del cliente.

La opción network-interface la debemos establecer correctamente, pues dejándola en blanco parece que limita la apertura del puerto a la red local. La deberemos especificar dependiendo de la interfaz que nos conecta a Internet y que podemos conocer con el comando ifconfig. Por lo general los valores válidos serán eth0 o wlan0, pero dependera del equipo concreto.

Conexión mediante el cliente

No voy a entrar en muchos detalles, la forma rápida de acceder a nuestro servidor una vez configurado, es usar un cliente, es este caso el ya comentado Remmina.


Es indispensable conocer la dirección IP del servidor, tanto si estamos conectando de forma local, como si lo hacemos a través de Internet. En el primer caso la podemos conocer usando el comando ifconfig, que nos proporcionará una IP del tipo 192.168.1.100

En caso de querer conectar a través de Internet una forma fácil de conocer la IP pública es acceder desde el mismo a alguna web que nos la proporcione, como por ejemplo http://www.cualesmiip.com/ y que será del tipo 216.58.210.163. También se puede obtener mediante el siguiente comando:

curl ipinfo.io/ip

Obviamente nuestro cliente no debe coincidir con la IP del servidor, deberán ser diferentes pues se tratan de dispositivos distintos con conexiones diferenciadas.

Pues bien, aclarado todo lo anterior, en la ventana de Remmina seleccionaremos como protocolo a usar VNC, escribiremos la dirección IP del servidor y le daremos a Conectar. Tras lo cual se nos abrirá el escritorio de forma remota y podremos observarlo o interactuar con él según la configuración específica que esté establecida en el servidor.



13 de noviembre de 2016

Preparar USB de arrance con presistencia y hacerle decenas de clones

Los USB de arranque pueden ser muy útiles, y mucho más si tienen persistencia, porque los podemos preparar con aquellos programas que vamos a necesitar, y configurar justo del modo en que queramos. Por supuesto, nos ahorrarán mucho tiempo con cualquier equipo con el que tengamos que trabajar y en principio con cuente con las herramientas que queremos emplear, o simplemente no queremos modificar en absoluto.

Hasta hace poco conseguir un Live USB desde un Ubuntu, con esas características y que fuera de un tamaño considerable, más de 4 GB u 8 GB o más, podía ser complicado. Y más aún si lo que necesitabas era un buen puñado de ellos.

Pues bien, voy a explicar cómo conseguirlo y poder hacerlos de cualquier tamaño sin problema, y también como clonarlos varios a la vez.

mkusb

La herramienta adecuada para conseguir unos buenos USB con persistencia del tamaño que queramos, sin duda se trata de mkusb.

Para instalarla los comandos son los siguientes:

sudo add-apt-repository universe
sudo add-apt-repository ppa:mkusb/ppa
sudo apt-get update
sudo apt-get install mkusb mkusb-nox usb-pack-efi

Una vez instalada la abrimos, y en nuestro caso, vamos a usar un pen drive de 8GB para ponerle un Lubuntu con persistencia. Evidentemente puede ser cualquier otra cosa, pero en este artículo voy a tomar ese ejemplo.


Inicialmente nos pide la contraseña de administrador, lo que es normal porque va a gestionar las particiones del USB entre otras cosas. Y nos advierte de que va a usar la totalidad del dispositivo objetivo, vamos que lo va a formatear seguro y que será mejor que revises bien que no haya nada en el pen drive que no quieras perder.

El siguiente menú funciona bastante diferente de la mayoría de aplicaciones hoy día, pero no es complicado.


Se trata de una serie de líneas, de las que nos interesan principalmente las tres primeras, y que se activan al hacer doble click sobre ellas. Por ejemplo, para elegir el archivo ISO que queremos usar como base para el USB, haremos doble click sobre la línea "Select source". Tras lo que podremos indicar la ubicación donde tengamos descargado el ISO de Lubuntu en este caso.

Lo siguiente será hacer doble click sobre la línea que inicialmente pone "Live only" para que cambie a "Persistent live" que es justo lo que buscamos.

Lo siguiente es comprobar que la primera línea está con la opción "Install" y le hacemos a esa línea doble click. Nos saldrá una ventana indicando las posibles opciones, donde nos tenemos que fijar bien en el nombre. En mi caso el USB se encuentra como /dev/sdb.


Este menú es de confirmación, hacemos doble click en la primera línea en la que se aprecia que vamos a instalar en /dev/sdb.

Veremos la última ventana de confirmación indicándonos que no va a haber vuelta atrás. En ella hay que marcar la casilla de confirmación y pulsar "Go"

Sólo queda decidir el tipo de arranque que queremos, en mi caso hago doble click sobre la línea de "MSDOS", porque quiero que el arranque sea compatible con ordenadores realmente viejos y poco actualizados.

Por último, nos consultará qué porcentaje dedicamos a persistencia, aconsejo poner 95 porque es con lo que no me ha dado ningún problema.

Tras todo esto y de forma automática se crearán una serie de particiones para facilitar el arranque y la persistencia y se instalará el archivo ISO especificado.

Comprobamos y modificamos el USB con persistencia


Cuando termina el proceso de creación del USB lo siguiente es sencillamente arrancar con él para probar que efectivamente está todo bien. Podemos aprovechar para una vez arrancamos desde el pen drive poner el sistema en español, cambiar la configuración del teclado e instalar aquellos programas que queremos tener disponibles. Incluso podemos actualizar el sistema.

Todos los cambios que hagamos, si todo ha salido bien y hemos arrancado en modo de persistencia, se quedarán guardados e incluso apagando y arrancando desde otro equipo, los cambios seguirán siendo efectivos.

Clonado


Si nuestro USB con persistencia está listo y queremos obtener unas cuantas copias del mismo lo siguiente será clonarlo. Para ello debemos asegurarnos de que las unidades en las que se vaya a clonar sean del mismo tamaño o mayores que la original.


Si como en mi caso queremos hacer realmente muchas copias, lo ideal es hacer primero una imagen del USB original. Se puede hacer fácilmente con el comando dd. Si nuestro USB sigue en /dev/sdb podríamos hacerlo así:

sudo dd if=/dev/sdb of=mayores.bin status=progress

Y nos creará el archivo imagen en nuestra carpeta de inicio. Tras lo cual podemos sustituir el USB por los USB's que van a recibir el clonado. En mi caso uso los 3 puertos libres de mi portátil y abro tres terminales desde las que hacer el clonado de forma simultánea como se aprecia en la imagen. El comando dd nos volverá a ser útil, fijándonos bien en poner cada destino correctamente. Nos puede ser útil el comando lsscsi.

sudo dd if=mayores.bin of=/dev/sdb status=progress


29 de septiembre de 2016

Ubuntu de 32 bits en Lenovo ideapad 100S 11IBY

Recientemente he instalado Ubuntu 16.04 de 32 bits en un Lenovo ideapad 100S de 11 pulgadas. Como me he encontrado varias dificultades, voy a resumir aquí cómo las he resuelto.

Creando una segunda partición


No cuenta con mucha capacidad de almacenamiento, pero aún así decidí crear una segunda partición para Ubuntu. Me encontré con que no podía modificar la partición original debido a que la unidad venía pre-cifrada con BitLocker. Por lo que, lo que hay que hacer es desactivar dicho cifrado, en el Panel de Control de Windows.

Accediendo a la UEFI



Uno de los problemas era la UEFI de este dispositivo, se puede acceder a ella durante el arranque con la combinación de teclas Fn+F2, acceder al menú de arranque con Fn+F12, y también dispone de un pequeño botón al lado del de arranque, y con aspecto de reset, que permite acceder a su configuración UEFI.

Lenovo ideapad 100S 11IBY


En dicha configuración lo principal que nos permite hacer es desactivar el Secure Boot. También desde ahí, particularmente desactivé las teclas rápidas para no tener que hacer combinaciones y poder marcar directamente las teclas de función.

Tras todo ello mis USB's de arranque habituales no me los reconocía, ello es porque en este caso, ¡sólo reconoce el arranque desde 32-bit UEFI! Así que antes de nada, hay que implementar en el USB de Ubuntu este sistema que no trae por defecto.

Comentario: Tanto el sistema de arranque que tiene este Lenovo, como el sistema Windows instalados de fábrica son de 32 bits, pero su procesador es compatible con 64 bits, por lo que se puede instalar un Ubuntu de 64 bits; sin embargo hay que instalarle el Grub que nos permita arrancar con 32-bit UEFI.

Los comandos para instalarlo en el sistema de 64 bits son los siguientes:

sudo apt-get update
sudo apt-get install grub-efi-ia32
sudo update-grub

Lo complicado, y antes de hacer el paso anterior, es arrancar el sistema la primera vez, cuando el Grub no se ha instalado. Lo podemos hacer con el mismo USB de arranque que se explica más adelante, al arrancar desde él y cuando nos sale el menú, hay que pulsar 'c' y escribir los siguientes comandos:

linux (hd1,gpt2)/boot/vmlinuz-4.4.0-22-generic root=/dev/mmcblk1p2
initrd (hd1,gpt2)/boot/initrd.img-4.4.0-22-generic
boot

Para poner bien estos comandos y arrancar correctamente, hay que hacer buen uso del autocompletar (TAB) y de conocer dónde hemos hecho las particiones. En el ejemplo concreto hay tres particiones, la primera para EFI la segunda para ext4 (gpt2 y mmcblk1p2) y la tercera para swap.

Implementando 32-bit UEFI


Como en este caso partimos de un USB Live de Ubuntu de 32 bits, hay que añadir los arranques UEFI de 32 y 64 bits. Ello lo conseguimos obteniéndolo de la ISO de otra distribución que lo trae. En mi caso concreto usé debian-8.6.0-amd64-i386-netinst.iso para el arranque de 32 bits, y el de Ubuntu de 64 bits para el arranque UEFI de 64 bits.

Una vez descargamos los archivos, lo podemos abrir con el Gestor de archivadores. Ya que el formato .iso se trata de un tipo archivo sin compresión para empaquetar otros archivos. De todos sus archivos nos interesa extraer las carpetas boot y efi respectivamente.

Partimos entonces de tres ISO's: Ubuntu de 32 bits, Ubuntu de 64 bits y Debian de 32 bits. El Ubuntu de 32 bits lo usaremos para crear el USB de arranque con UNetbootin,  en un USB formateado con FAT32.

De la ISO del Ubuntu de 64 bits deberemos extraer las carpetas boot y EFI combinando y sobreescribiendo en el USB de arranque.

De la carpeta de Debian /efi/boot/ tomamos el archivo bootia32.efi y lo copiamos en nuestro USB de arranque en la carpeta /EFI/BOOT/ correspondiente.

Y de la carpeta /boot/grub/ de Debian copiamos la carpeta entera i386-efi y la pegamos en el USB de arranque en su propia carpeta /boot/grub/

Por último debemos cambiar el nombre del fichero que está en el USB de arranque /casper/vmlinuz añadiéndole la extensión para que se quede con el nombre de vmlinuz.efi

Hecho esto, nos reconocerá el nuevo arranque UEFI y se podrá instalar.

Arreglando el WiFi


Hay otro problema añadido y es que el WiFi interno del sistema no se reconoce ni instala. Para solventarlo, hay que hacer uso de algún USB WiFi que nos dé conexión a Internet temporalmente para instalar los drivers.

Los pasos para instalar los drivers son los siguientes:

sudo apt install build-essential linux-headers-generic git
git clone https://github.com/hadess/rtl8723bs.git
cd rtl8723bs
make
sudo make install
sudo depmod -a
sudo modprobe r8723bs


Por último reiniciamos, y ya no necesitaremos un USB WiFi porque funcionará el interno. Eso sí, si en alguna actualización deja de funcionar, hay que aplicar de nuevo el driver.

Cuelgues del equipo



Los cuelgues de este equipo, parece que son debidos a que la gestión de energía no está bien implementada, se pueden solucionar actualizando el kernel de un modo u otro, aunque quizás podamos simplemente retrasar los cuelgues con la siguiente solución que no afecta tanto, aunque hará que consuma algo más de batería.

Edita el archivo /etc/default/grub modificando la línea en la que pone

GRUB_CMDLINE_LINUX_DEFAULT="quiet splash"

por

GRUB_CMDLINE_LINUX_DEFAULT="intel_idle.max_cstate=1 quiet splash"

luego aplicas los cambios

sudo update-grub

y reinicias.


Corregir el sonido


Otro hardware problemático en este Bay Trail es el sonido. Para la versión 17.04 parece que existe un parche que al menos consigue que podamos escuchar a través de auriculares. Los pasos son los siguientes:

  • Dirigirse a la siguiente web: https://github.com/plbossart/UCM
  • Hacer click en la flecha derecha del botón verde "Clone or download" y luego descargar haciendo click en el enlace "Download Zip".
  • En el terminal dirigirnos a la carpeta de descargas y poner el comando "unzip UCM-master.zip"
  • Instalar con el comando "sudo cp -rf UCM-master/bytcr-rt5640 /usr/share/alsa/ucm"
  • Reiniciar, conectar los auriculares y en "Configuración de sonido" establecer la salida por auriculares.


ACTUALIZACIÓN (1):  Por lo que he podido averiguar el kernel 4.8 soluciona el problema de los cuelgues, y el kernel 4.9 soluciona además el problema del sonido y el WiFi. Además hay un blog que se está dedicando a este tema con más profundidad y desde el que aparecen parches y distribuciones enteras listas para instalar:

http://linuxiumcomau.blogspot.com/

ACTUALIZACIÓN (2):  Recientemente me he vuelto a enredar en la instalación de GNU/Linux en equipos con sistemas UEFI complicados. Afortunadamente ahora es más sencillo y para facilitaros las cosas os pongo a continuación el ISO de Ubuntu 17.10 de 64bits para equipos tipo Atom, como el del presente artículo:

linuxium-atom-ubuntu-17.10-desktop-amd64.iso

22 de septiembre de 2016

Instalar Konica Minolta PagePro 1350E en Ubuntu

Konica Minolta PagePro 1350E
En los centros educativos de Andalucía, la impresora Konica Minolta PagePro 1350E es todo un clásico que perdura hasta nuestros días. Y desde luego se le tiene que seguir sacando partido tal como están las cosas, y qué mejor modo que usándola desde un sistema libre como Ubuntu.

En principio parece que no es problemática, si la intentamos añadir en nuestro sistema operativo, la reconoce y de momento nos está ofreciendo el imprimir una página de prueba. Cosa que como comprobaremos inmediatamente no es tan cierta como nos gustaría:

☻┐㊰âƒ☺♦♦,☻▂«☺É↕ ... en una línea, el resto en blanco y así páginas y páginas

Con lo que la única solución que he encontrado, en un foro de centros TIC, nos lleva a un archivo PPD que proporcionó la junta de Andalucía para Guadalinex. En concreto el archivo lo podéis descargar del siguiente enlace:

http:/www.juntadeandalucia.es/educacion/cga/portal/wp-content/uploads/2013/09/KonicaMinolta-PagePro-1350E.ppd_.gz

Y aplicándolo en la configuración de nuestra impresora en lugar del "recomendado" por la base de datos, hará que funcione correctamente por fin.

Por precaución, y como no sé cuanto durará el enlace de la junta voy a copiarlo a continuación tal cual, de forma que si hiciera falta con copiarlo en un archivo y poniéndole su extensión PPD lo tendríamos de nuevo:

https://github.com/jesusabad/KonicaMinolta-PagePro-1350E/blob/master/KonicaMinolta-PagePro-1350E.ppd
Y bueno, como la cosas cuanto más fáciles mejor, pinchando aquí con el botón derecho y eligiendo "Guardar enlace como..." también se descargará directamente.

6 de septiembre de 2016

Restablecer la contraseña en Ubuntu

Últimamente se me han dado varios casos en los que habían olvidado la contraseña de la cuenta de Ubuntu. Principalmente porque habían configurado el sistema para acceder directamente sin que la preguntara al principio. Y claro llegado un momento en que la necesitaron, ya no se acordaban.

La solución más sencilla en estos casos, pasa directamente por forzar una nueva contraseña (y tratar de no olvidarla). Veamos como.

Lo primero es arrancar en el Modo de Recuperación o Recovery Mode, en lugar de dejar que arranque de forma normal.
Accediendo al Recovery Mode

Al hacerlo, nos saldrán varias opciones, entre las que elegiremos la opción root o Consola de superusuario. Que normalmente nos dejará acceder sin contraseña si no se ha establecido para la cuenta de root, y en la instalación normal de Ubuntu suele quedarse así sin definir.

Desde hay es muy sencillo, lo que haremos será montar nuestro disco con permisos de escritura (en este modo se monta como sólo lectura), establecer una nueva contraseña para el usuario deseado, y finalmente Continuar con el arranque normal o resume. Los comandos a introducir primeramente para todo ello, son los siguientes:


mount -o remount,rw /

passwd tu_nombre_usuario

exit


Espero que os sea de utilidad, aunque recordad la importancia de establecer bien las contraseñas, no olvidarlas, y entre otras cosas, establecer también la de root ;)

El terminal de texto deja de verse en Ubuntu

Llevaba ya un tiempo muy contento con el nuevo Ubuntu 16.04, hasta que un día necesité trabajar en el terminal de texto.

Terminal de texto al que esperaba acceder.
Por si no lo sabías, a parte del terminal gráfico, hay otros 6 más de texto: tty1, tty2, ..., tty6. Y para acceder a cada uno de ellos se emplea una combinación de teclas específica: Ctrl+Alt+F1, Ctrl+Alt+F2, ..., Ctrl+Alt+F6. Para volver al terminal gráfico la combinación sencillamente es Ctrl+Alt+F7.

Pues bien, resulta que al intentarlo, en lugar del mensaje típico de acceso pidiendo el login, tan sólo me aparecía el cursor perdido sin más. Tras investigarlo, parece que la causa del problema es la resolución por defecto que trae ahora el terminal de texto, y que supera evidentemente la de mi monitor. Para corregirlo, sencillamente seguí los siguiente pasos.

Abrí un terminal (esta vez virtual) que funciona sin problemas en el modo gráfico, la forma más rápida de hacerlo es con la combinación de teclas Ctrl+Alt+T desde la que modifiqué el grub con los siguientes comandos:

sudo sed -i -e 's/#GRUB_TERMINAL/GRUB_TERMINAL/g' /etc/default/grub
y seguidamente

sudo update-grub

Tras ello, hay que reiniciar por completo, y comprobar como ya se puede acceder a los terminales de texto de forma normal.