28 de marzo de 2005

Horario general

Hoy me propongo un horario, más o menos estricto, para sin salirme de él, organizar todo lo que tengo que hacer en un día de los llamados normales.

07:00 Suena el despertador
08:00 Comienza la jornada laboral
10:00 Hora del café
14:00 Descanso para almorzar
16:00 Vuelta a la oficina
18:30 Ya puedo dedicarme a mis cosas *
21:30 A ducharse y cenar
22:30 Leer un poco y telefonear
23:30 A dormir sin excusas

* Este tiempo tiene que dar de sí todo lo que sea posible para arreglar todo lo que haga falta y si sobra algo para el ocio.

2 comentarios:

Raúl dijo...

Hi! Enhorabuena porque veo que tu blog comienza a tener forma. No sabes cómo me ha gustado la mención especial que me dedicas en tu artículo anterior... pues ya ves, lo he tirado. Aquí estoy muy liado y no puedo estar pensando en el blog, así que corté por lo sano. Sin embargo, me doy cuenta de una cosa: era el puente necesario para este otro. Ha cumplido su misión.
Me alegro mucho de verte en esa foto de carnet algo horrible.
Un fuerte abrazo.

Jesús Abad Luque dijo...

Me alegro que sigas visitándome en este blogocito, que aunque te lo parece, sigue sin tener ninguna forma concreta a mi modo de ver. Al mismo tiempo me parece realmente CHUNGO que no puedas seguir con tu blogocito, con lo poco que cuesta mantenerlos. Pero bueno, si su misión era la que dices habrá que cumplirla:

Pobrecito tu blogocito, pero yo voy a seguir porque... yo soy un blogocito, yo soy un blogocito, yo soy un blogocito,...

Un abrazo para ti también, y sigue viniendo por aquí de vez en cuando.

PD: ¿Qué la foto es algo horrible? No hombre no, lo que pasa es que aquí todo es muy CHUNGO ;)