28 de junio de 2005

Criticas a los católicos

Un error muy común en la actualidad, es el basarse en prejuicios a la hora de juzgar, y esto se nota mucho cuando se opina sobre el catolicismo. Es cierto que se pueden criticar diferentes cosas de los católicos y del clero, como de cualquier otra persona o grupo organizado, pero hay muchos que cuando realizan esa crítica, lo hacen como exigiéndonos a los cristianos más que a otros, o como si los católicos debiéramos ser más perfectos que el resto. Y en ese sentido se juzgan como imperdonables nuestros posibles errores.

Pero no se puede olvidar que desde la Iglesia, se impulsan proyectos de desarrollo en países del tercer mundo, de ayuda humanitaria allí donde se necesite e incluso albergues donde los más pobres de nuestras grandes ciudades pueden acudir a comer y a dormir.

Sí es verdad, que los que tomamos como ejemplo de vida el que dejó Jesucristo, nos ponemos el listón muy alto. Jesucristo con su ejemplo de fe, perdón y amor, de darse al prójimo sin reservas y de sacrificio chocan de frente con los valores dominantes de todas las sociedades y nuestras tendencias egoístas. Pero el que tengamos unos ideales diferentes a los del resto, y unos objetivos quizá algo utópicos, no nos hace dejar de ser personas comunes con sus aciertos y sus fallos.

Como personas caemos, nos equivocamos y desde luego, nos levantamos y rectificamos. Y como personas también, creo que nos merecemos una crítica ajena a ese tipo de prejuicios, que están muy extendidos.

Pero claro, nos encontramos en una fase de retroceso en los valores religiosos, que se evidencian en ese tipo de crítica destructiva e injusta hacia lo religioso. Desde luego, es una tendencia impulsada por diferentes ideologías que llevan mucho tiempo actuando contra las religiones en general y contra la Iglesia católica en particular. Y ahora que se encuentran en el poder están aprovechando para extender aún más y con la máxima fuerza posible su visión laicista de la sociedad.

Y cada uno puede opinar y creer en lo que quiera, pero el adoptar una actitud de enfrentamiento contra un colectivo como la Iglesia, sólo por ser la Iglesia y basándose en unos prejuicios absurdos, no es una decisión madura ni responsable. Más aún cuando por otro lado, se explica que tender la mano a los violentos terroristas es algo que entra dentro de lo razonable y deseable. Pues bien, si es cierto que se puede y sebe ser comprensivo con todos los que forman parte de la sociedad, deberían de ver que los católicos somos una parte importante de la misma, que merecemos por lo menos el mismo respeto que los demás.

2 comentarios:

Maximuss dijo...

Aplaudo tu argumentario por moderado y racional.
Pero no estoy de acuardo,si bien es cierto que los ateos o agnosticos criticamos a los catolicos a veces en exceso,¿acaso no hace la iglesia catolica lo mismo?,no intento justificar con el "y tu mas",solo digo que deberias hacer tmabien autocritica,ya que no es 1 ni 2 ni 3 las veces en las que la Iglesia se mete en temas que no le atañen o juzga a personas que no estan dentro de su religion.
Creo que todo es tan sencillo como vive y deja vivir.

Por otro lado,tienes un buen blog y aunque nuestra postura ideologica este en las antipodas te respeto.
Saludos

Jesús Abad Luque dijo...

Gracias Maximuss por leerme y perder un poco de tu tiempo en dejarme un comentario.

Pero vamos a ver, acusas a la Iglesia de que juzga y tiene opiniones sobre diferentes temas. Pues yo creo que la libertad consiste en opinar libremente sobre lo que cada uno quiera, y que todo el mundo y todas las organizaciones tienen derecho a pronunciarse con libertad sobre lo que les parezca. Ya sea la Iglesia, la COPE, o Batasuna.

Además, me habrás leído, pero no me has entendido, porque si de alguna forma se resume mi artículo es precisamente con la misma frase que utilizas al final: "vive y deja vivir".