30 de mayo de 2008

Dinero negro, petroleo, paraisos fiscales, legislación, mafias ...

Un asombroso artículo sobre como está montado el gran entramado del lavado de dinero negro.

Los paraísos fiscales, el paraíso del capitalismo

Los paraísos fiscales son consustanciales al sistema en su última andadura. Cualquier transacción, cualquier negocio de cierta envergadura pasa por ellos. El mundo actual globalizado no se entendería sin su aportación. Por fin el capital puede campar a sus anchas y sin limitaciones de ningún tipo. De Gibraltar a Isla de Man, de Mónaco a Liechtenstein, y tiro por que me toca. Lubrifican y enardecen los mercados financieros. Como en la edad media, las clases rentistas se han exonerado de pagar impuestos. Las grandes empresas y los ricos ya no contribuyen en nada al mantenimiento de las instituciones públicas que sólo dependen del IVA y el IRPF de los que no saben evadir.

Los paraísos offshore son absolutamente legales y por tanto mantienen portales en internet donde ofrecen libremente sus servicios a la clientela. tecleas "offshore banking" en Google y la tercera entrada es:

Panama Offshore Legal - Offshore Asset Protection Services
There are a number of factors one must look for when setting up a secure asset protection structure. The tax-free status of the jurisdiction being used is always a major consideration. The anonymity of the corporations and foundations is also important.

The availability of quality banks covered by bank secrecy laws with online banking is of paramount importance. Attorney client privilege is something to never be taken lightly and the protection must be tight.

Don't make the mistake of using jurisdictions that used to be good but in recent years have compromised their secrecy and privacy. Click here to read more about asset protection.


Un bufete de abogados creará una compañía fantasma (fideicomiso o trust). A cambio de unos cientos o miles de euros, según el paraíso, se consigue representación legal y una cuenta numerada. Los envíos a la cuenta de la compañía fantasma se realizarán a través de pasarelas financieras, de país en país para borrar el rastro del dinero. Hay que cumplimentar un formulario on-line y ya está dispuesto el mecanismo para evadir herencias, dinero negro para que no tribute, patrimonio que pudiera peligrar a causa de insolvencias, mordidas inmobiliarias ...

En el Financial Times o el Wall Street Journal se publican anuncios como los de International Company Services o Scope International que, por unos cientos de libras/$ ofrece el registro, a su nombre (ICS), de tu empresa en las Islas Bahamas , Gibraltar, Jersey, ... Sin cortarse un pelo, ofrece servicios tales como "los nombres ficticios de los accionistas y consejeros de la sociedad", asistencia para abrir cuentas bancarias o "facilitar firmas de terceras personas para que los movimientos se registren a su nombre" y por un módico plus te facilitan una especie de equipo completo "Comanche" de la nueva empresa: Sellos con el nombre de la empresa, certificados de acciones, actas de constitución, ... un manual con el título "Salvar su fortuna de impuestos injustos", tarjetas de crédito que no dejan rastro y en fin hasta "pasaportes de camuflaje".

Historia de los paraísos fiscales

a) El sistema de los precios de transferencia

La empresas petroleras durante los años 60 diseñaron un esquema operativo para evadir impuestos que además servía para pagar lo mínimo a los países de donde extraían el crudo. Para evitar las consecuencias de accidentes en el transporte marítimo habían ideado el truco del país con bandera de conveniencia (Liberia, Panamá, ...). Una empresa pantalla con sede en estos países fletaba el petrolero y la empresa petrolera (Standard Oil, o cualquier otra) vendía el crudo a la empresa de transportes. Si ocurría un desastre como el del Exon Baldez, los responsables eran compañías fantasmas sin patrimonio y por tanto inembargables. Con ello las petroleras evitaban gastos de seguro que hubieran sido enormes. El sistema era permitido por las agencias internacionales y los estados pues de esta forma el petróleo resultaba más barato.

Pero las petroleras le sacaron otra ventaja al sistema. Vendían el crudo a estas empresas radicadas en Liberia o Panamá a un precio muy bajo con lo que Arabia o Kuwait no podrían exigir demasiado dado el corto margen de beneficio que registraban las empresas extractoras. Ahora bien, la empresa naviera de conveniencia vendía muy caro el crudo a las refinerías situadas en los países industriales, con el resultado de que Standard Oil y las demás petroleras no obtenían beneficio alguno en su país de origen y por tanto no pagaban impuestos.

Este sistema evidentemente requería que las autoridades gubernativas hicieran la vista gorda, lo cual se conseguía a base se fuertes dosis de lobbying y también por la nula presión de una sociedad cada vez más petróleo-dependiente. El resultado era que las petroleras, a diferencia de los demás sectores, recibían un trato fiscal de favor.

Pronto surgieron imitadores entre las multinacionales mineras que establecieron esquemas parecidos. Finalmente, tras la proliferación de los paraísos offshore, el sistema de precios de transferencia se generaría a todos los sectores operados por las multinacionales con lo que los ingresos de los estados dependen única y exclusivamente de los impuestos al consumo y de la renta de los asalariados sin asesores fiscales.

b) El mercado de eurodólares

Para que los modernos centros financieros offshore entraran en escena hacía falta la aparición previa de un andamiaje institucional que permitiera mantener cuentas "privadas" en dólares fuera de EEUU y fuera de las regulaciones financieras de EEUU. Esta "privacidad" quería decir cuentas numeradas bajo secreto bancario. Las petroleras al fin y al cabo actuaban dentro de la legalidad en sus manejos y el dinero se quedaba en sus oficinas en EEUU. De lo que se trataba ahora era de crear receptáculos ad-hoc donde depositar y transferir fondos de difícil justificación.
El mercado de eurodólares apareció durante la guerra fría. A finales de los 50 la URSS necesitaba mantener cuentas en dólares para sus operaciones comerciales con el resto del mundo pero temía tenerlas en cuentas de bancos situados dentro de EEUU sometidas a posibles represalias (como las que sufrieron las cuentas iranianas tras la caída del Sha). Los bancos ingleses, ávidos de las suculentas comisiones a deducir, se prestaron al negocio abriendo cuentas denominadas en dólares fuera del alcance de las regulaciones norteamericanas, en sucursales creadas especialmente para ello. Había nacido el mercado de eurodólares.

Pronto fueron las mismas empresas norteamericanas las que advirtieron la conveniencia de mantener cuentas en dólares al margen de las regulaciones de su gobierno o autoridad monetaria. Los mismos bancos norteamericanos establecieron sucursales con cuentas secretas numeradas en Londres y en otros centros financieros para no dejar escapar el negocio.

La ventaja de estas sucursales offshore era que los depósitos en dólares acumulados quedaban al margen de las regulaciones monetarias de la Reserva Federal. No requerían crear reservas legales adicionales en su casa matriz y podían prestarse a tipos de interés al margen del sistema de la RF.

Cuando las autoridades monetarias norteamericanas establecieron medidas restrictivas para corregir el déficit de su Balanza de Pagos a causa de la guerra del Vietnam, los grandes bancos norteamericanos disponían de dólares no sometidos a estas regulaciones que pudieron prestar a las muntinacionales norteamericanas que querían evitar aquellas restricciones.

c) Hacia la proliferación. EEUU hace la competencia a Suiza. Las sucursales offshore de la banca norteamericana.

El gobierno británico, necesitado de entradas de capital para mantener la paridad de la Libra no dudó en apoyar el mercado de eurodólares (en este caso euro-libras) , y animó a la creación de paraísos fiscales en algunas de las islas del Canal de la Mancha y del Mar del Norte para atraer hacia su moneda los flujos crecientes de capitales de las mafias, narcos, dictadores cleptócratas y demás culos de mal asiento.

Pero fueron finalmente las mismas autoridades norteamericanas las que promocionaron el andamiaje institucional que llevaría a la proliferación de paraísos offshore. Los déficits de la Balanza de Pagos ponían en manos extranjeras dólares que podían ser utilizados para comprar activos estratégicos norteamericanos. Para contrarrestar estos déficits había que atraer capitales a las sucursales de los bancos americanos en el exterior sustituyendo el incentivo de subir los tipos de interés norteamericanos a cambio de otro tipo de incentivos: la privacidad, el secreto y la ocultación fiscal.

De la misma manera que el franco suizo se revalorizaba por momentos, el $ americano se reforzaría a base de inyecciones de oscuros capitales foráneos en busca de "privacidad". Fueron el mismo departamento de Estado y el Tesoro norteamericanos los que incitaron a los bancos de EEUU a establecer sucursales con cuentas numeradas y secreto bancario en el exterior para atraer los dólares de origen inconfesable. Entre otras cosas conseguían que parte de los impuestos evadidos permanecieran en casa. Se trataba de poner los servicios bancarios USA a la disposición de dictadores, traficantes, criminales e incluso adversarios de la guerra fría. Chass Manhatan y demás respondieron levantando una red de centros offshore con el propósito de convertir América en otra Suiza a todos los efectos.

Dado este apoyo institucional, las grandes firmas auditoras y los bufetes financieros se lanzaron a asesorar a las corporaciones y ricos clientes sobre como crear cuentas bancarias en bancos offshore en nombre de sociedades de papel. La sociedad papel sería la propietaria de los inmuebles, terrenos o acciones que los ricos tiene en EEUU. Las plusvalías de capital obtenidas de su venta sólo pagarían los impuestos vigentes en el paraíso fiscal, es decir, nada.

En pocos años el planeta se fue poblando de diminutos "anti-estados" donde la riqueza de de las naciones de Adam Smith es succionada con cada vez más potentes y sofisticadas formas de bombeo.

d) La proliferación. Los fondos de inversión soberanos y la crisis Argentina

A principios de los 90 de la mano de la gran banca EEUU se crearon fondos de inversión especializados en deuda pública a corto plazo de "países emergentes" denominada en dólares (Estos Fondos Soberanos eran distintos de los que actualmente se conocen como tales). Estos fondos podían generar altísimos rendimientos si tenemos en cuenta que los bonos argentinos o brasileños, con ratings por los suelos, rendían un 45% de interés anual. Después de la insolvencia de México en 1982 pocos se arriesgaban a adquirirlos.

Los clepto-gobiernos argentino, brasileño o mexicano, promotores de reformas y normativas que facilitaban y promovían las fugas de capitales, fuga que dejaba exhausta la hacienda de dichos estados, se endeudaban alegremente a corto plazo a niveles inverosímiles.

Pues bien, fueron esos capitales fugados los que asesorados por Merrill Lynch desde sus oficinas en Buenos Aires, entraron en estos fondos de inversión soberanos (los demagogos argentinos les llamaban Yankee Funds) para lucrarse con los altos rendimientos mientras operaban con la seguridad de que sus compinches y parentela operaban desde el interior para que sus gobiernos arremetieran con todo para pagar la deuda externa.

Es decir, la oligarquía argentina estaba reciclando su propio capital dolarizado evadido de vuelta a Argentina vía los enclaves offshore. Los "Yankee Funds" era en ralidad "argentino Funds".

El esquema se repitió con la Rusia de Yeltsin en la que los "inversores extranjeros" suelen ser rusos con una cuenta offshore operando desde Chipre, Suiza o Liechtenstein, asociado a una firma americana para camuflar la jugada.

A partir de mediados de los 90, con la dolarización de la economía argentina (imitando a Panamá y Liberia) parecía que se había descubierto el mecanismo para impedir las bancarrotas estatales y ello animó a los inversores. El gobierno argentino emitió enormes cantidades de bonos en dólares para financiar sus déficits fiscales que se colocaron a tipos del 10% dada la disminución del riesgo país.

Los oligarcas y demás evasores de capitales argentinos, que habían adquirido sus bonos a precios de saldo hacía pocos años pudieron venderlos a 4 o 5 veces su antiguo valor, ahora que eran considerados seguros.

Era el boom de los 90, el de la euforia financiera que no veía riesgo en ninguna operación. Los Fondos de inversión proliferaron como setas y con ellos los paraísos fiscales ligados a sus operaciones. Los paraísos fiscales reciclaban los dólares de la mafia, el narcotráfico, la cleptocracia rusa, de Pinochet y congéneres, de los impuestos evadidos, ... para prestarlos a los países emergentes.

Se trataba de un pirámide de deuda que al final colapsó en el 2001 dejando entre otros cadáveres el de Argentina.

El endeudamiento argentino alcanzaría en esta fecha la cifra record de 132.000 millones de $ antes de caer en la bancarrota total mientras que el capital evadido por dirigentes políticos y sindicales, patronato y demás rondaba los 120.000 millones. El 1 de diciembre de 2001 M. Cavallo, que había puesto a buen recaudo offshore su patrimonio, decretó el "corralito" para "impedir la evasión de capitales" a los pequeños ahorradores

Rusia que había sufrido una evasión de capitales cercana a los 25.000 millones de $ por año desde 1990 recibió un préstamo del FMI en agosto de 1997 para evitar la bancarrota. El préstamo en cuestión desapareció en un entramado offshore a partir de un desconocido banco ubicado en las islas británicas del Canal, de donde pasó a Chipre, luego a Suiza y finalmente a EEUU. De oca a oca y tiro por que me toca.

Muchos de los préstamos del FMI a países africanos o latinoamericanos han sido completamente absorbidos por la evasión de capitales hacia los centros offshore.

¿Como funciona un paraíso fiscal?

Los paraísos fiscales constituyen un entorno especialmente diseñado para depositar, guardar, invertir o recuperar el botín mal ganado o evadido por los CEOs, dictadores, narcos, traficantes, ... Gozan de un servicio sofisticado de asesorías, bufetes fiscales, empresas auditoras, y por supuesto de sucursales de la banca "legal" especializadas en este tipo de operaciones. Cuentan con secreto bancario, comercial, administrativo y registral, mientras que la administración fiscal del paraíso fiscal rechaza cualquier tipo de asistencia mutua, colaboración o intercambio de información con otras administraciones.

Las empresas o individuos constituyen sociedades, "fundaciones", trusts o fideicomisos con domicilio fiscal en uno de esos territorios y proceden a desplazar allí su dinero o activos financieros.

La capacidad de evasión es total. Las ganancias obtenidas de ventas inmobiliarias o en operaciones con acciones, de herencias y legados... cualquier tipo de ganancia se pude atribuir a las filiales o fundaciones ubicadas en los centros ofshore de forma que hoy día pagar impuestos es una cuestión voluntaria para las empresas y los ricos y todo el peso de la recaudación de los estados se hace vía IVA o IRPF.

Para la vuelta a circulación legal gozan de la inestimable colaboración de las cámaras bancarias de compensación (Clearstream, Euroclear) que filtran la suciedad de las operaciones, y permiten depositar en cuentas listas para gastar el dinero libre de impurezas.

Las grandes corporaciones por su lado buscan toda una serie de ventajas: evitar el control de cambios del propio país o eludir la convertibilidad de la moneda. Otras veces, lo que se pretende es centralizar la gestión financiera de las sociedades (Enron). Se utilizan para operaciones de intermediación comercial y refacturación (precios de transferencia) o para instalar compañías de seguros cautivas cuyo objetivo son las operaciones de autoseguro. La operativa más usual sinembargo es la inversión a través de los holdings para que los beneficios tributen en el Paraíso.

La libertad absoluta para los movimientos de capitales a nivel mundial, y la comunicación electrónica, permiten que las operaciones se realicen desde cualquier oficina de un banco o de una corporación. El aislamiento de Liechtenstein en los Alpes, sin aeropuerto ni estación de ferrocarril, no es obstáculo a su operativa. Las transacciones son simples apuntes electrónicos entre las diferentes entidades. El "papel", los títulos de valores o los documentos quedan depositados en origen y el registro "notarial" en las cámaras de compensación y liquidación como Clearstream.

Paraísos fiscales especializados

Andorra y Mónaco están especializados en la gestión de patrimonios de personas acaudaladas. Cuentas numeradas y secreto total.

Las Bermudas se especializan en las operaciones de las reaseguradoras, y sobre todo las de las aseguradoras llamadas cautivas, porque prestan servicio a un grupo de empresas como filiales de la casa matriz. La laxa legislación del paraíso requiere menos reservas y las primas de seguros no son objeto de imposición.

Las Bahamas, Liberia, Malta y antiguamente Panamá, se especializan en las banderas de conveniencia para registrar los buques petroleros, de carga de residuos tóxicos, sin controles sobre la seguridad del buque y sin normas laborales para las tripulaciones.

Islas Caimán: Especializadas en cuentas de CEOs y sociedades pantalla. Impuestos cero. Los consejeros de las compañías allí registradas no necesitan ser residentes y sus cuentas no pueden ser auditadas. Acojen a 544 bancos con unos 420.000 millones de dólares en depósitos, y tienen
registradas más de 30.000 empresas. El depósito bancario mínimo exigido ronda los 10.000 dólares americanos y, cinco veces más, si está denominado en otro tipo de divisa. Para constituir un fondo en fideicomiso que valga la pena se requieren 250.000 dólares americanos.

Pero en general la tendencia es a fusionar o agrupar muchos de estes servicios en centros offshore multiservicio.

¿Se podrían controlar los manejos de los paraísos fiscales?

En realidad, si existiera la voluntad política para ello, el control de los movimientos de capital es técnicamente es muy sencillo.

Actualmente el 99% de las transacciones monetarias y de valores (acciones, títulos ...) son registros electrónicos que finalizada la jornada implican saldos a favor o en contra del propietario. Estos ajustes de moneda y de títulos se realizan dentro de dos o tres empresas de clearing internacional(cámaras de compensación) CLEARSTREAM en Luxemburgo y EUROCLEAR en Bélgica.

Estas empresas guardan un registro de todas y cada una de las operaciones que se efectúan y, en contra de lo que suele creerse, la gran mayoría de las transacciones en fondos criminales también pasan por estos registros, es decir, por el sistema financiero oficial.

Así pues el sistema financiero ha simplificado sus procesos de tal forma que funciona con unos mecanismos simples y poco numerosos.

Pero por otro lado, y al amparo de la desregulación iniciada por R.Reagan y M.Thatcher en los 80, una compleja maraña de estructuras jurídicas relacionada con los nuevos "productos" financieros, las sociedades fiduciarias y los paraísos offshore, han convertido el mercado financiero en un panorama opaco en el que navegar sin preocuparse por las obligaciones legales vigentes en los países ricos.

Por lo visto hace falta que un alto cargo de Clearstream sea despedido para que nos enteremos de las operaciones del Banco Ambrosiano, del Banco Menatep y las mafias rusas, de las comisiones para ventas de fragatas o de las operaciones ilícitas de la CIA en Irán; o que alguien saque un DVD de Liechtenstein con datos sobre miles de millones de euros evadidos de Alemania, EEUU o España.

Las responsabilidades la la Comisión Europea

La Comisión Europea mira hacia otro lado. La constitución que no colaron con referéndum y que han colado ahora sin, abunda en más y más desregulación para los capitales mientras Luxemburgo y Bélgica se han convertido en las centrifugadoras del lavado del dinero sucio del mundo. Alemania, tras el escándalo de evasión fiscal masiva, puede exigir medidas, pero que se lleguen a aprobar es imposible, porque en cuestiones fiscales, según el Tratado de Lisboa, se necesita el consentimiento de todos los 27 Estados miembros de la UE y La directiva fiscal de la UE de 2005 en vigor sobre la protección del secreto bancario es de una laxitud conmovedora. (La directiva es como un queso suizo, lleno de agujeros”, dicen expertos fiscales.)

El 28 de febrero, según la Vanguardia, tras el estallido del caso Liechtenstein, la Comisión criticaba las medidas de España contra la evasión de capitales - libre circulación de capitales dixit- a Liechtenstein y recomendaba "evitar medidas desproporcionadas" en la investigación de la evasión fiscal.

Las reglas de la directiva fiscal del 2005 rigen por ejemplo para intereses, pero no para dividendos. Además se aplican a personas físicas, pero no a fundaciones, a una de las cuales recurrió por ejemplo Klaus Zumwinkel, presidente del directorio del grupo Deutsche Post en su recientemente descubierto fraude fiscal a gran escala. Los paraísos fiscales se adaptaron rápidamente a la suave directiva. Las fundaciones (stieftung) en Liechtenstein pasan ya de 50.000 en un país de 33.000 habitantes.

Lo poco dispuesta que está la Comisión para la tarea lo demuestra que acaba de aprobar una reforma del plan general de contabilidad de la UE para uniformizar - globalización impone - el sistema de valoración contable de los activos según el opaco modelo ultraliberal norteamericano.

El principado de Liechteistein tiene más del doble de empresas que de ciudadanos. 35.000 personas y 80.000 firmas, muchas de las cuales reportan como domicilio un apartado postal. El derecho local permite la constitución de fundaciones con fines privados. Es decir tu vas con tu maletín lleno a un bufete y montas tu fundación. El impuesto sobre estos capitales es irrisorio: 0,1 por ciento a capitales menores a dos millones de francos; si tal cantidad es aumentada, la tasa se rebaja a 0,075 por ciento y si el monto rebasa los 10 millones de francos, la carga fiscal casi desaparece: queda en 0,005 por ciento.

¿Cómo se lava el dinero?:

Se realizan una serie de operaciones sucesivas: colocación, apilado, integración y un centrifugado entre cada una de ellas.

1. La colocación, o prelavado, consiste en trasladar dinero líquido y divisas del lugar de adquisición hacia los establecimientos financieros de diferentes plazas, repartidos sobre una multiplicidad de cuentas.

Esta operación no requiere maletas llenas de billetes, los banco ayudan a sacar los fondos hacia los paraísos fiscales. La evasión a Liechtenstein se hace, según Eduard Güroff, fiscal antifraude aleman, mediante simples transferencias. "Un banco, por ejemplo, junta en una cuenta 10 millones de euros de varios clientes en Alemania y los manda a Liechtenstein como si fueran propios, sin nombres. Meses después, envía una nota aclarando de quién es cada parte. El banco de Liechtenstein crea entonces una fundación numerada para cada cliente. Como sólo el banco y el cliente saben de quién es la fundación, el sistema es fácil, limpio y opaco al fisco".

2. El apilado, o mezcla, que hace imposible rebobinar el hilo hasta la fuente de los provechos ilícitos: multiplicación de transferencias de una cuenta a otra, en diversas entidades bancarias situadas en paraísos fiscales, .... y reconversión de los fondos en títulos e inversiones canalizadas hacia varios mercados financieros, utilizando las cámaras de compensación como Clearstream en Luxemburgo o EUROCLEAR en Bruselas.

3. Integración: Por fin, última etapa, y utilizando de nuevo a Clearstream o Euroclear, la integración y reaparición legal de los capitales blanqueados, reagrupados en cuentas bancarias visibles, y preparados para ser usados de forma totalmente legal.

Es decir, las empresas de compensación actúan de centrifugadora durante todo el proceso de lavado para ir eliminando en distintas fases la "suciedad" del dinero mal ganado.

Las mismas técnicas y los mismos circuitos sirven también para la gestión secreta de las fortunas de los gobernantes corruptos, el dinero de la droga, el dinero negro del deporte o del mundo del espectáculo; el fraude fiscal; la evasión (fiscal) de los beneficios de las multinacionales hacia sus filiales offshore; la financiación ilegal de los partidos políticos; el pago de comisiones ilegales sobre contratos gubernamentales; el dinero de la mafia, del negocio de trata de blancas, el del comercio de órganos, ….

Los servicios financieros de los paraísos fiscales

El paraíso fiscal que quiera atraer a este submundo ofrece una gama de turbios servicios "financieros" apropiados:

Parcelas en "parques" tecnológicos con equipo y logística perfectos, en particular en medios electrónico-informáticos de comunicación que permiten el acceso libre, en tiempo real, a todos los mercados mundiales, y correspondencia asegurada con las grandes redes bancarias, generalmente representadas en el mismo lugar. Así, el Gobierno español hubo de conceder unas 100,000 líneas de teléfono fijo a Gibraltar en 2002 para que pudiera reconvertirse en un paraíso fiscal competitivo al servicio de las inmobiliarias y mafias de la Costa del Sol.

Facilidades para atraer a una masa de abogados, economistas, financieros, brokers, contables, auditores, asesores fiscales, ... sin escrúpulos para ofrecer asistencia, peritaje, arbitraje, gestión local jurídica y contable a los clientes.

Seguridad y estabilidad política; débil (o nula) represión de la criminalidad financiera, y débil (o nula) la cooperación internacional.

Secreto bancario contra toda investigación criminal, ausencia de control de cambio, derecho a constituir cualquier forma de sociedad, real o ficticia, con anonimato garantizado para los partícipes; exoneración fiscal o imposición simbólica.

Paraísos fiscales virtuales

El boom que han registrado países-paraíso como Luxemburgo, Liechtenstein, Andorra, Panamá, etc. ha llevado a una verdadera proliferación de este tipo de tinglados. Lo más avanzado en este campo son los paraísos fiscales ubicados en países virtuales como The Dominion de Melchizedek o el Reino de Enenkio, que alegan estar situados en atolones de la Micronesia, pero que gracias a sus operaciones online "trabajan" con la misma eficacia o más que la de sus congéneres materiales, en un mundo donde la virtualidad es un valor en alza.

El partenariado mafia - gobiernos - multinacionales

Todo esto no es un secreto. No se trata de algo marginal. Lo que para el capitalismo liberal de los 80 era un "desliz necesario" que lubrificaba el funcionamiento del sistema capitalista, se ha convertido en una degeneración monstruosa que determina el funcionamiento actual del sistema.
Las mafias participan plenamente en el sistema bajo la connivencia de las multinacionales en busca de contratos suculentos y el lesser faire de los gobiernos en deuda con los que financiaron su elección. Las mafias contribuyen rompiendo huelgas, encuadrando obreros e infiltrando los sindicatos, doblegando gobiernos, eliminando jueces, contables, insiders o periodistas con excesivo olfato. El dinero de la mafia es un activo muy rentable en manos de los bancos "legales" con el cual financiar a gobiernos y operaciones de las multinacionales.

Las multinacionales eludiendo impuestos, evadiendo beneficios, deshaciéndose de residuos tóxicos, robando a los accionistas de a pie con información privilegiada, obteniendo contratos a base de comisiones, ...

Los gobiernos y los organismos supranacionales (Comisión Europea) en contrapartida, reducen las reglamentaciones, retardan indefinidamente las pesquisas, relajan o suprimen los controles sobre los movimientos de esos capitales, emiten normas cada vez más "flexibles" de contabilidad, hacen la vista gorda frente a paraísos fiscales instalados en sus mismas narices. (no hace falta ir a las islas Caimán. Las islas del Canal, Luxemburgo, Gibraltar, Andorra, Lichtenstein, ... constituyen "departamentos" consustanciales al funcionamiento de la actual Unión Europea.)

Ante las críticas por doquier el G7 creó en el 2000 el Grupo de Acción Financiera contra el blanqueo (GAFI) que en la práctica resultó un verdadero gafe, otorgando, tras estudios y evaluaciones diversas, la homologación de "centros financieros respetables" a verdaderas islas de la Tortuga como Islas Caimán, Jersey, ... Posteriormente la OCDE se sumó al proceso de blanqueamiento de centros offshore de forma que en 2004 sólo Andorra, Liberia, Liechtenstein y las Islas Marshall eran "paraísos fiscales". El resto al parecer eran verdaderos hijos pródigos que volvían al redil de la legalidad.

La banca española y los paraísos fiscales

El Grupo de Acción Financiera Internacional denunció en 2006 que la legislación española no establece prohibición alguna para mantener relaciones comerciales con las sociedades- pantalla. Tampoco el Gobierno español cuenta con una estimación sobre las sociedades que sirven de pantalla a las empresas españolas en paraísos fiscales. ¿Para qué?

Si el dinero (a quien importa como fue ganado) está en Barbudas, Bahamas o Caimán, los bancos van detrás. El Santander (SCH) tiene más de un centenar de sociedades "consolidadas" (sus contabilidades se agregan a la contabilidad de la matriz) radicadas en paraísos fiscales y puede vanagloriarse de haber gestionado los fondos de la familia Pinochet durante sus días más amargos a través del Coutts USA Internacional, propiedad de SCH.

Grandes empresas como Telefónica han instalado sociedades holding en las Islas Vírgenes Británicas. Santander y BBVA, cuentan con firmas de gestión de fondos de inversión en Bahamas, Jersey, Isla de Man, Islas Caimán, Islas Vírgenes o Antillas Holandesas.

La Caixa, el Banco Popular, el Sabadell-Atlántico, ... todos tienen su sección de sociedades offshore, la competencia impone.

En la actualidad el BBVA controla el segundo banco de Colombia y el primero de México y ocupa los primeros puestos en otros 14 países de la región, donde es el primer grupo en seguros y planes de pensiones. Es, a decir de muchos, una de las labadoras más eficientes del narcotráfico americano.

En 2002 la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción españolas investigó oscuras transacciones ligadas a la Expo 92 de Sevilla que les conducirían al BBV Privanza y a una basta trama internacional: Colombia, Puerto Rico, Panamá, islas de Jersey , Gran Caimán, Suiza, México (Probursa), Perú (Continental), Venezuela (Provincial), los Estados Unidos (Bank of New York), e incluso derivaciones menos documentadas hacia Chile y Cuba. En total una red en 13 países. En 2007 el fallo del tribunal declaró la nulidad de las actuaciones y archivó caso dada la “inexistencia de perjudicados”.

El BBV operaba una "caja B", abierta en 1987 en Jersey y ampliada en 1991 en Liechtenstein, con 224 millones de euros buena parte de ellos invertidos en 22 fondos de pensiones a nombre de ex consejeros del BBV, pertenecientes a la élite económica del país, entre quienes se incluía al entonces presidente, Emilio Ybarra. Los CEOs del banco buscaban libertad de acción al margen de los accionistas para concederse pensiones exorbitantes. Al final también se archivó el caso.

En mayo 2007 la revista Capital señalaba una lista de 27 sociedades del BBVA con sede en conocidos paraísos fiscales como Jersey o las Islas Caimán, o países como Luxemburgo o Suiza.

Caja España, como el resto de entidades financieras exhibe su propia empresa ‘Caja España de Inversiones Finance Limited”, con domicilio social en las oficinas de Maples And Calder, Abogados, en la Islas Caiman (Ugland House, South Church Street, P.O. Box 309).

Muchas SICAVS (Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable) españolas, se encuentran domiciliadas en Luxemburgo.

Andorra

En Andorra, lugar de peregrinaje habitual de deportistas, jet set, y españoles sobradillos, la banca española controlaba los activos correspondientes a cinco bancos: Credit Andorrà, Banc Internacional d'Andorra, Caixa Bank y Banc Sabadell d'Andorra.

La tranformación en paraíso fiscal ha sido un revulsivo para la concentración empresarial. En 2001 se fusionaron Banc Agrícol y Banca Reig. Un año después nació la sociedad Andbanc, participada en su totalidad por capital andorrano mientras que Crèdit Andorrà anunciaba la compra de CaixaBank -la filial andorrana de La Caixa- por 356 millones de euros.

En marzo de 2006 el Banco Internacional Banca Mora (BIBM) compró el BBVA de Andorra por 395 millones de euros.

En septiembre del mismo año la Caixa vendió su participación en Credit Andorrà por 927 millones de €.

La integración en julio de 2007 de Banco Internacional Banca Mora (BIBM), Banc Agrícol Reig y Andbanc para formar el Grupo Andbanc Mora, supuso la operación societaria más importante realizada nunca en Andorra y permitió la creación del grupo bancario más potente en cuanto a recursos gestionados, colaboradores, implantación y resultados.
Con 500 empleados el nuevo grupo (datos del 2006) tiene un volumen de activos sociales de 5.480 millones de euros, una inversión crediticia de 2.315 millones y unos recursos de clientes de 14.340 millones.
Por lo que respecta a los volúmenes de negocio, la entidad cuenta con 16.655 millones, de los que 604 corresponden a los recursos propios. El grupo tiene sucursales en Suiza, México, Panamá, Brasil y las Bahamas y opera como un gigantesco embudo de la evasión de capitales catalanes y del norte de España.

3 comentarios:

Lalo Villa dijo...

nunca había visto nada mas ilustrativo sobre este tema.
Mi mas sincera felicitación

Jesús Abad Luque dijo...

Gracias Lalo, pero no las merecen, es un artículo interesante que encontré y que añadí al blog para no perderle la pista.

Por cierto, visité tu mirador y es también muy interesante.

Anónimo dijo...

Felicidades, por la nota publicada, pues esto es un poco lo que hacemos hoy en día.

info@eurobusiness-tax.com
www.eurobusiness-tax.com